Oops EYE did it again!

Con este título haciendo referencia a la famosa canción de Britney Spears “Oops I did it again” en un juego de palabras, me imagino que todas deben tener una idea de qué se va a tratar este post, obvio, no de Britney, si no de los ojos como destaqué en el título y para ser más específica: de los errores que comúnmente cometemos al maquillarnos los ojos. Si se dan cuenta que hacen alguna de estas cosas no se preocupen, siendo súper sincera yo antes de estudiar maquillaje juraba que me maquillaba súper bien y peor aún, me ofrecía para maquillar a todas mis amigas y ahora que sé más sobre el tema veo fotos viejas y me da ataque porque cometía un millón de errores y me creía súper experta pero la vida es para aprender y aunque uno nunca termina de hacerlo, creo que ya sé un poquito más como para escribir hoy sobre estos típicos errores. Espero que les guste y les sirva.

1. Intentar tapar tus ojeras con un corrector de color equivocado: No sé si vieron que hace algún tiempo se hizo viral un challenge intentando tapar ojeras con un labial rojo. A algunas personas les funcionaba y a otras no. Esto es porque para elegir el corrector indicado tienes que ver el color opuesto al color de tu ojera. Para las verdes, funcionan bien estos colores como también los de base rosada. Para las azuladas si tu piel no es muy clara funciona súper bien usar un corrector de base anaranjada como el “Erase Paste” de Benefit, por ejemplo. Ahora, si tu piel es más clara y ese no te funciona, te recomiendo usar uno de base color durazno como el “Creamy Concealer” de Bobbi Brown. Recuerda que los tonos anaranjados o durazno son opuestos al azul. Otro error típico del corrector es elegirlo demasiado claro intentando “iluminar” pero terminas viéndote súper rara, ultra maquillada y poco natural. Recuerda elegir uno o dos tonos más claros que tu tono de piel cuando quieras iluminar, no más que eso. También está el típico error de elegir un corrector que es para imperfecciones de la piel y ponértelo en las ojeras porque se va a ver como si tuvieras aún más cansados los ojos, horrible! Yo usé esto antes y nunca he sido de tener ojeras pero literalmente me las creaba con esos correctores que me hacían ver los ojos hinchados, parecía súper maquillada cuando en realidad no lo estaba, me veía mucho más cansada, etc. Esto es porque los correctores para las imperfecciones de la piel como granos o manchas, son mucho más gruesos que los correctores de ojeras entonces al ponértelos en la zona del ojo se ve pésimo. Oh, I should have known!

2. Lograr el efecto contrario con un cat-eye: Cuando hacemos un cat-eye la idea es levantar, que nuestro ojo se vea más despierto, etc. Pero para eso tenemos que hacer la línea creando un ángulo que nos otorgue el efecto lifting que buscamos y no todo lo contrario. Muchas se equivocan a la hora de hacer la línea y termina viéndose el ojo más chico, caído, etc. Un buen tip para conseguir el cat-eye perfecto fácilmente para personas que no tienen experiencia o buen pulso, es usar scotch (recuerden quitarle el exceso de pegamento antes.) También hay otras opciones para lograr el mismo efecto pero creo que el scotch es lo mejor para las principiantes porque al pegarse hace todo más fácil.

3. Color equivocado en el lagrimal: Si ponemos un color claro en el lagrimal va a dar el efecto de un ojo más abierto, grande, despierto e iluminado pero si ponemos un color oscuro vamos a conseguir todo lo contrario y puede incluso verse manchado. Les dejo una foto de cómo tiene que ser:

4. Usar delineador oscuro en la línea de agua: A menos que quieras crear el efecto visual de unos ojos más chicos, no te recomiendo usar delineador oscuro en la línea de agua. Ahora, si quieres conseguir todo lo contrario y buscas agrandar tus ojos, un look más despierto, etc. Te recomiendo usar un delineador dentro de la gama de los blancos. Nunca recomiendo el blanco puro porque para mi gusto se ve demasiado exagerado pero sí queda más lindo y natural un crema o algún otro color claro de esa gama. Y para unos ojos aún más abiertos (en el buen sentido), usa el color oscuro justo al ras de las pestañas pero por fuera, nunca en la línea de agua.

5. Encrespar las pestañas después de haberte puesto el rímel: Las pestañas se encrespan antes del rímel y listo. Una vez puesto el rímel no se vuelven a encrespar a menos que quieras que quede tu encrespador hecho un desastre y tus pestañas como araña que ya sabemos que se han usado en pasarelas y todo pero creo que no son para el día a día.

6. Ponerte rímel y/o delineador antes que las sombras: Si dejas las sombras para el final va a ser demasiado difícil que puedas difuminarlas y que queden bien. Además, mientras las pones estarías tapando el delineado y arruinando tus pestañas.

7. Heavy eyeliner: Si usas el delineador demasiado grueso especialmente en la parte de abajo puede verse raro, la zona manchada, ojerosa, etc. Evita algo demasiado marcado.

8. Grumos: No hay mucho que decir. Han sido tendencia en maquillaje de moda y pasarelas pero eso no significa que se vean bien durante el día a día. Para mí, a nadie le quedan bien los grumos que pueden dejar el exceso de rímel, el comprar uno de mala calidad o el seguir usando un producto que ya debería ir a la basura.

9. “More is more”: Maquillarse en exceso los ojos (o cualquier parte en verdad), usar colores fuertes tanto en labios como en ojos, etc. Todo lo que sea “too much” como que simplemente no queda bien.

10. No difuminar bien los colores de las sombras: Esto de verdad me da demasiada vergüenza porque soy ultra culpable de haberlo hecho y me creía la reina del smokey cuando difuminaba pésimo pero bueno… Tengo que admitirlo y aún me toca ver fotos de maquillajes que hice y ahora encuentro espantosos.

11. Usar los colores incorrectos de sombras: La idea es fijarte en tu color de ojos antes de elegir color. Para esto tienes que ver el opuesto a tu color de ojos y elegir sombras dentro de esa gama y base de colores para conseguir que destaquen.

12. No tomar en cuenta la forma de tu ojo: No todos los ojos deberían maquillarse de la misma forma ya que todos necesitan un efecto visual distinto y para eso hay que estudiar su forma y maquillarlos intentando sacar el mejor partido según las necesidades de cada ojo. Aquí les dejo un link a un post que hice hace tiempo sobre cómo maquillar cada tipo de ojo: https://tutiparedes.com/2016/10/06/como-maquillar-cada-tipo-de-ojo/


13. Usar cualquier dedo para maquillar tus ojos: La zona de los ojos es muy delicada así que tenemos que cuidarla un poco más. Si vas a usar dedos para esparcir el corrector, por ejemplo, asegúrate que sea el anular ya que es tu dedo más débil y va a tratar mejor esa zona.

14. Tratar de corregir algo con toallitas desmaquillantes: Se va a notar y se va a ver mal. Si te equivocaste y quieres corregirlo sin que quede rastro prueba el agua micelar.

Nota: Si te gusta cualquiera de estas cosas y te sientes cómoda maquillándote así, sigue haciéndolo. En realidad, todo es cosa de gustos y de lo que quieras lograr usando cada look. Lo importante es que tú te sientas bien.

                   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s